domingo, 7 de abril de 2013

COMO DETECTAR QUE TU HIJO SUFRE ACOSO ESCOLAR O “BULLYING”



Hola hoy os voy a poner un articulo muy interesante sobre el acoso escolar que por desgracia se esta haciendo muy popular en los colegios y a edades muy tempranas, yo como madre de niños en edad escolar me preocupa este terrible asunto.
Es muy importante que además de los profesores nosotros los padres estemos muy atentos a esto, sobre todo cuando notamos en nuestros hijos aptitudes diferentes en su forma de ser o de actuar.

A continuación os dejo el artículo que me ha parecido muy interesante:

Detectar el acoso escolar es una tarea que involucra tanto a los profesores y responsables de los centros docentes, como a los padres. El acoso en el colegio es un serio problema que debe cortarse de raíz tan pronto como se detectan las primeras señales: los cambios de actitud y comportamiento en los hijos son los primeros en aparecer, aunque no son los únicos. ¿Sabes cómo detectar el bullying?

1. Lo primero y más importante es estar atentos a los trastornos de conducta: niños tranquilos que repentinamente se muestran más irritables, callados o tristes, o que lloran a menudo sin querer dar una explicación convincente.

2. No querer ir al colegio o comenzar a traer suspensos y malas notas a casa también puede ponernos en sobre aviso cuando se da un caso de acoso escolar.

3. El niño deja de relacionarse con sus amigos, y prefiere quedarse en casa. Rehúye las actividades extraescolares o excursiones, y su círculo social se reduce a la familia y los adultos que le rodean.

4. Sus pertenencias escolares de repente comienzan a aparecer rotas o dañadas. Todos los 'peques' acaban con un desgarrón en el pantalón de vez en cuando, pero cuando estos accidentes se extienden a los libros, la mochila o las gafas podemos encontrarnos ante un caso de acoso escolar.

5. Si el niño se queja a menudo para evitar ir al colegio es posible que su malestar sea en realidad de origen psicosomático: la necesidad de evitar el colegio se traduce en dolor de estómago o vómitos.

6.
En esta línea, las mentiras se vuelven cada vez más habituales: dejamos de saber qué hace en el camino del 'cole' a casa, o por qué no tiene a ningún compañero con el que realizar un trabajo grupal.

7.
También son habituales otras manifestaciones evidentes, como las pesadillas, los cambios en la rutina de sueño, la micción en la cama o la falta habitual de apetito.


7 comentarios:

  1. nadie debía padecer esto!! pero bueno educacion le falta por parte de los padres a los niños de ahoraz
    http://abbiegold007.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Interesante artículo,yo lo pasé con mi hijo hace años y lo soluciones haciendo una denuncia en menores.Te sigo besos

    ResponderEliminar
  3. Pues no nadie deberia de pasar por ello, Me alegro Aurea que lo solucionaras, mi hija tuvo una temporadilla mala por una niña hable con la profesora y se pudo solucionar sin llegar a mas

    ResponderEliminar
  4. Hola, te devuelvo la visita y me quedo por aquí como seguidora tuya, un artículo muy interesante, un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Me encanta tu blog.
    Te sigo ¿ me sigues ?
    Beso
    Loslibrosyolga.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  6. muy buen articulo.

    por aqui andaré.

    saludos.

    www.elrincondepris.blogspot.com

    animaros, que hay sorteo!

    ResponderEliminar
  7. Una entrada muy interesante. Me quedo por aquí. Besicos

    ResponderEliminar