miércoles, 23 de octubre de 2013

LA MATERNIDAD DE LA A A LA Z -N DE NO-

Buenas noches!!! Hoy vengo una vez mas con el diccionario mas famoso de la globo esfera maternal, esa idea de Trimadre a los 30 y sus coordenadas La Morada de Nieves y Muriel y yo.


 NO

Esta semana elegido una palabra un poco negativa pero importante en el ámbito de la maternidad,  y muy complicada de aplicar por lo menos para mi.
Cuando te conviertes en mamá, esta palabra cobra de nuevo vida en tu boca y es que la vas a repetir hasta la saciedad para "nada".
En el momento que el niño ya toma conciencia de su cuerpecito, es el momento de poner en práctica esta palabra.

Ejemplo: "NO toques esto", "NO tires las cosas","NO corras" etc....
Pero en el mundo del niño no existe freno, por lo tanto ese NO no entra dentro de su vocabulario. ..

A medida que el niño va creciendo la cosa se complica por que se vuelve al revés, son ellos los que te dicen que NO.

Ejemplo: Tu: "Recoge todo lo que habéis tirado"
Los niños: "NO queremos" o mas indirecto "Ahora voy"
Ese ahora ni llega ni llegara nunca ...

Hasta que empiezo como la niña del exorcista y mi cabeza empieza a girar sin parar y entonces hacen un amago....


Me doy cuenta de que la palabra NO a pesar de ser tan fea, esta en mi boca desde que soy madre más de lo que me gustaría y es que aunque busque otra manera de decirlo positivamente, la finalidad es la misma,  "Educar a mis hijos" de la mejor manera posible o en su defecto "Como yo sé" y es que a veces pensamos que por decir que NO a nuestros hijos somls malas madres y creo que no es asi, a veces es necesario negarnos a algo sobre todo si es por su bien.


12 comentarios:

  1. Gran verdad Aida...... Yo igual.... Me despierto con el NO y me acuesto con el NO.......

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me pasa igual Aida...intento desterrarla de mi vocabulario pero, no hay manera de sustituirla por otra!! Sale sin querer.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Lo primero, felicidades por el cambio en el blog. Me encanta el resultado... Y respecto a la palabra elegida, perfecta. Ese NO... una palabra tan fácil de pronunciar y tan difícil de decir... ante todo, pensando en nosotras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Amiga!!! Están en lo cierto! Nunca pensé que el NO sería mi muletilla diaria... y de poco me sirve con Muriel... Si bien siempre digo que no quiero decirle NO por todo, es lo primero que me sale! Es que la peque no se queda atrás con sus travesuras...

    Genial post!!!

    Besotes, che!!!

    ResponderEliminar
  5. Aida, completamente de acuerdo. Con ambos lados:
    1- creo que digo más No de lo necesario, o a veces eso me planteo
    2- pero reivindico la función del NO

    Real, real.

    ResponderEliminar
  6. hay que saber darle el enfasis al no!!

    ResponderEliminar
  7. Es tan difícill la educación!!! Y nunca sabemos si hemos acertado o no..
    Pero bueno, siempre lo hacemos por bien y eso es lo importante.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Ufff yo creo que va unido a la maternidad, por un lado porque como tu dices lo tenemos todo el día en la boca y por otro, por lo que nos cuesta pronunciarlo en muchas ocasiones. La educación es una de las cosas que me parece más complicada de la maternidad.
    Un saludo
    María "Mamá y las Redes Sociales"

    ResponderEliminar
  9. Está claro que las madres somos "las reinas del No" :-D Y como muy bien dijiste, luego ellos lo repiten. El peque tardó un montón en decir sí, todo era no, no, no y no.
    Una palabra minúscula, pero sin duda necesaria.
    Besos :-)

    ResponderEliminar
  10. Decir no es bueno, no sólo para educar a nuestros hijos, a pesar de que hay quien piensa que a los niños no debe nunca decírseles que no, sino para gestionar nuestro tiempo y nuestra vida. Mucha veces se nos olvida y queremos llegar a todo y complacer a todos y NO puede ser ;-)

    ResponderEliminar
  11. ay como te entiendo..... esta palabra ha recobrado vida en mi volcabulario y aunque intento no decirla tan a menudo , aveces es imposible!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Aída! No puedo creer que hoy, casi un mes después de tu relato, yo también haya escogido la palabra "No", aunque para referirme a mi imposibilidad de terminar el diccionario... Bueno, yo también concuerdo en que a veces es necesario decir No. Es decir, no les vamos a generar un trauma si les decimos No, sobre todo si están haciendo algo en lo cual pueden hacerse daño. Se recomienda ser propositivas y dar una alternativa en lugar de decir No, pero en realidad, si vemos que corre algún tipo de peligro, lo primero que saldrá de nuestras bocas será no, no? :) Un beso.

    ResponderEliminar